Sandalia Clásica Tacón Con Clásica Sandalia Con Cuba MqGSzVUp
Hoy es Viernes 1 de marzo de 2019
Números:Pantalon AnchoHoss AnchoHoss Intropia Pantalon Pantalon Intropia 1Kl3FJTc
ISSN 2174 - 4092
PORTADAS
  •  Especiales 
  • Galería Fotográfica
  •  Enlaza nuestros contenidos 
  •  Feed RSS
  •  Inscripción
Pantalon AnchoHoss AnchoHoss Intropia Pantalon Pantalon Intropia 1Kl3FJTc

La avaricia es una inclinación o deseo desordenado de poseer que sobrepasa los límites de lo ordinario y lo lícito. Una posesión para sí mismo, un vicio, un pecado capital que suele ir acompañado de la comisión de otros como el robo, el soborno y la usura. Lavelli, en el texto que acompaña al programa de El avaro, va más allá: "La avaricia es una forma exasperante y perfecta del egoísmo; la ignorancia de la muerte, su compañía". No sé equivoca en su descripción y anticipa lo que se verá sobre el escenario. Es la avaricia de Harpagón (Juan Luis Galiardo) la que mide el universo de El avaro. El poder que ostenta rige absoluto en su casa, en sus bienes, sobre sus criados, sus empleados y sus dos hijos, que rebeldes de corazón no ven la manera de escapar y se ven sometidos contra su voluntad. Un poder que no se cuestiona, que es así por tradición. La sociedad se burla de Harpagón, pero a escondidas, porque en realidad le temen, y se acercan en noches oscuras, a escondidas también, para pedirle dinero a préstamo. Acuden a su usura cada vez que la necesitan. Harpagón entierra su fortuna, no necesita disfrutarla, pues su único placer es saber que la tiene. Está dominado por su codicia, un rasgo que juega un papel doble y contrario en la obra: si por un lado deshumaniza al personaje haciéndolo injusto por naturaleza, por el otro lo humaniza al ridiculizarle hasta exagerar su comportamiento que es llevado al extremo. Su ruindad produce risa pues sabemos de antemano que cualquier propósito que él arranque no llegará a buen puerto. Nos reímos de saber que los que no son generosos perderán, y no nos damos cuenta de que si pasamos página entrando en la realidad cotidiana, en la mañana que nos espera al día siguiente en nuestras propias vidas, son ellos los que se ríen de nosotros por lo contrario.

 >>> Sección >>> Teatro

El avaro o el dinero como obsesión pasada y presente

En Mocasines Mujer De Baratos Rebajas n08kwOP

Juan Luis Galiardo abandera este clásico de Molière adaptado por Jorge Lavelli y José Ramón Fernández

Versión imprimir

El avaro

El elenco cantando una canción en una escena de la obra
Foto: ® David Ruano, por cortesía del Centro Dramático Nacional

El avaro

El elenco cantando una canción en una escena de la obra
Foto: ® David Ruano, por cortesía del Centro Dramático Nacional

Click en las imágenes para ampliar

Javi Álvarez – La República Cultural

La avaricia es una inclinación o deseo desordenado de poseer que sobrepasa los límites de lo ordinario y lo lícito. Una posesión para sí mismo, un vicio, un pecado capital que suele ir acompañado de la comisión de otros como el robo, el soborno y la usura. Lavelli, en el texto que acompaña al programa de El avaro, va más allá: «La avaricia es una forma exasperante y perfecta del egoísmo; la ignorancia de la muerte, su compañía». No sé equivoca en su descripción y anticipa lo que se verá sobre el escenario.

Es la avaricia de Harpagón (Juan Luis Galiardo) la que mide el universo de El avaro. El poder que ostenta rige absoluto en su casa, en sus bienes, sobre sus criados, sus empleados y sus dos hijos, que rebeldes de corazón no ven la manera de escapar y se ven sometidos contra su voluntad. Un poder que no se cuestiona, que es así por tradición. La sociedad se burla de Harpagón, pero a escondidas, porque en realidad le temen, y se acercan en noches oscuras, a escondidas también, para pedirle dinero a préstamo. Acuden a su usura cada vez que la necesitan.

Harpagón entierra su fortuna, no necesita disfrutarla, pues su único placer es saber que la tiene. Está dominado por su codicia, un rasgo que juega un papel doble y contrario en la obra: si por un lado deshumaniza al personaje haciéndolo injusto por naturaleza, por el otro lo humaniza al ridiculizarle hasta exagerar su comportamiento que es llevado al extremo. Su ruindad produce risa pues sabemos de antemano que cualquier propósito que él arranque no llegará a buen puerto. Nos reímos de saber que los que no son generosos perderán, y no nos damos cuenta de que si pasamos página entrando en la realidad cotidiana, en la mañana que nos espera al día siguiente en nuestras propias vidas, son ellos los que se ríen de nosotros por lo contrario.

Pantalon AnchoHoss AnchoHoss Intropia Pantalon Pantalon Intropia 1Kl3FJTc

Es este un texto que habla de la voluntad no ejercida, de la que se supedita a los que mandan porque tienen el dinero. Hoy también ocurre lo mismo: las clases dominantes, las que se lucran amasando el capital, nos tienen oprimidos y tampoco conseguimos ver la salida. Tal vez la comparación de lo que ocurre en nuestro tiempo con la obra nos muestra que ésta sigue vigente, que su mensaje es eterno pues siempre termina resultando necesario seguir dando aviso sobre el comportamiento de los avaros. Son quienes poseen los que mandan de verdad sobre nosotros, no las figuran interpuestas que vemos a diario dando discursos. Y lo peor de todo, que lo hacen, como Harpagón, por pura codicia. Puede verse en la obra una la familia, y por contagio la sociedad, se ha degradado hasta el extremo, tanto que difícilmente vemos una salvación. Es un poco artificial la que propone la obra, donde siempre hay alguien noble con más dinero que puede comprar con su generosidad incluso a la persona más avara.

Molière nos narra este cuento de una forma sencilla, pero a la vez de una manera tan profunda y sabia que vamos viendo ante nuestros ojos toda la verdad sobre nuestros propios miedos. Miedos de quien no es libre, de quien depende de los demás. Nos hace conscientes de nuestra pequeñez. Molière nos narra este cuento desde una mirada divertida, pero cargada de piedad, porque las miserias que vemos bien podrían ser nuestras. Tal vez por eso abundan los espejos sobre el escenario, que nos van reflejando a nosotros y deformando a los actores y actrices en sus comportamientos.

Todo es exagerado y risible en el texto, sin dejar por ello de ser profundamente humano. Han pasado casi 350 años desde que se escribió El avaro y sin embargo su vigencia es tal que en todos estos años no ha dejado de entenderse y de representarse. Su éxito es simple, se trata de una comedia clásica, donde se recurre a lo grotesco y a la caricatura. Algo que no ha pasado de moda. Hoy también hay una corriente importante de intérpretes que beben de esas mismas fuentes y que buscan trabajos donde actuar con esos mismos impulsos cómicos. Persiguen la risa con los mismos mecanismos, despertando la reflexión de soslayo, como sin querer haber sido los culpables, con inocencia.

La escenografía tiene dos virtudes, la primera viene dado por su movilidad tal que permite trasladarse al espectador por diferentes escenarios sin dejar de ser el mismo y contagiarle un dinamismo que al texto le sienta muy bien. La segunda por su sencillez que no oculta los entresijos del teatro. Sus huecos, rincones y demás espacios, son utilizados para acercarnos un alma completa, traída a la luz pues no encontrará lugar donde esconderse.

Hay en la obra una canción que canta el elenco. Es una pieza muy breve pero cargada de fuerza. La misma que destilan en sus gestos y voces el elenco. Están estos escondidos tras sus caras blanqueadas por los polvos del maquillaje, como anhelando un cierto anonimato. No es éste un elenco lleno de figuras reconocibles, más bien se ha elegido para fortalecer el papel omnipresente de Juan Luis Galiardo, para que brille con facilidad. Buenas réplicas le dan Javier Lara, Rafael Ortiz y Mario Martín desde sus papeles construidos con sobriedad e ilusión a medias iguales. Toda comedia necesita de bufones y son éstos los agradecidos papeles que interpretan Palmira Ferrer, Manolo Caro y Tomás Sáez, son burlescos y a la vez los únicos sensatos en todo este tinglado.

El resultado, muchas risas y un aplauso contagioso que se entregó al elenco con muchas ganas al final de la representación.

A modo de pequeño anecdotario: El avaro también es conocido por el sobretítulo de La escuela de la mentiraCrocs 2438415 Sandalias Lpimne Hombre Granada Rjtw554126327338 lOZkXwPuiT. Se trata de una comedia en prosa, de cinco actos y escrita por Molière en 1668. Se estrenó en el teatro del Palais-Royal de París el 9 de septiembre de ese mismo año. Sobre el tema, se puede decir que Molière se inspiró en la obra de Plauto llamada La olla.

Fechas anteriores

Es la avaricia de Harpagón (Juan Luis Galiardo) la que mide el universo de El avaro. El poder que ostenta rige absoluto en su casa, en sus bienes, sobre sus criados, sus empleados y sus dos hijos, que rebeldes de corazón no ven la manera de escapar y se ven sometidos contra su voluntad. Un poder que no se cuestiona, que es así por tradición. La sociedad se burla de Harpagón, pero a escondidas, porque en realidad le temen, y se acercan en noches oscuras, a escondidas también, para pedirle dinero a préstamo. Acuden a su usura cada vez que la necesitan.
Harpagón entierra su fortuna, no necesita disfrutarla, pues su único placer es saber que la tiene. Está dominado por su codicia, un rasgo que juega un papel doble y contrario en la obra: si por un lado deshumaniza al personaje haciéndolo injusto por naturaleza, por el otro lo humaniza al ridiculizarle hasta exagerar su comportamiento que es llevado al extremo. Su ruindad produce risa pues sabemos de antemano que cualquier propósito que él arranque no llegará a buen puerto. Nos reímos de saber que los que no son generosos perderán, y no nos damos cuenta de que si pasamos página entrando en la realidad cotidiana, en la mañana que nos espera al día siguiente en nuestras propias vidas, son ellos los que se ríen de nosotros por lo contrario. "> Fecha:

del Jueves 8 de abril de 2010 al Domingo 30 de mayo de 2010

Lugar: Teatro María Guerrero - c/ Tamayo y Baus, 4

Horarios: Martes a sábados a las 20.30 horas // Domingos a las 19.30 horas
Precios: De 15 € a 18 €
Entradas: En taquillas del Teatro María Guerrero, de 12 a 18 horas // En las taquillas de todos los teatros del Ministerio de Cultura - INAEM // Venta telefónica en ServiCaixa (902 33 22 11), de 8 a 24 horas todos los días del año // Venta en Internet en www.servicaixa.com

Ver más fechas pasadas


Es la avaricia de Harpagón (Juan Luis Galiardo) la que mide el universo de El avaro. El poder que ostenta rige absoluto en su casa, en sus bienes, sobre sus criados, sus empleados y sus dos hijos, que rebeldes de corazón no ven la manera de escapar y se ven sometidos contra su voluntad. Un poder que no se cuestiona, que es así por tradición. La sociedad se burla de Harpagón, pero a escondidas, porque en realidad le temen, y se acercan en noches oscuras, a escondidas también, para pedirle dinero a préstamo. Acuden a su usura cada vez que la necesitan.
Harpagón entierra su fortuna, no necesita disfrutarla, pues su único placer es saber que la tiene. Está dominado por su codicia, un rasgo que juega un papel doble y contrario en la obra: si por un lado deshumaniza al personaje haciéndolo injusto por naturaleza, por el otro lo humaniza al ridiculizarle hasta exagerar su comportamiento que es llevado al extremo. Su ruindad produce risa pues sabemos de antemano que cualquier propósito que él arranque no llegará a buen puerto. Nos reímos de saber que los que no son generosos perderán, y no nos damos cuenta de que si pasamos página entrando en la realidad cotidiana, en la mañana que nos espera al día siguiente en nuestras propias vidas, son ellos los que se ríen de nosotros por lo contrario. "> Fecha:

Pantalon AnchoHoss AnchoHoss Intropia Pantalon Pantalon Intropia 1Kl3FJTcdel Jueves 8 de abril de 2010 al Domingo 30 de mayo de 2010

Lugar: Teatro María Guerrero - c/ Tamayo y Baus, 4

Horarios: Martes a sábados a las 20.30 horas // Domingos a las 19.30 horas
Precios: De 15 € a 18 €
Entradas: En taquillas del Teatro María Guerrero, de 12 a 18 horas // En las taquillas de todos los teatros del Ministerio de Cultura - INAEM // Venta telefónica en ServiCaixa (902 33 22 11), de 8 a 24 horas todos los días del año // Venta en Internet en www.servicaixa.com

Sandalia Piel OhIsabella 929 Zapatos 32 De 2 LqUzMSVpG
DATOS RELACIONADOS

Autor: Molière
Versión y adaptación: Jorge Lavelli y José Ramón Fernández
Concepción y dirección: Jorge Lavelli
Intérpretes: Carmen Álvarez, Manuel Brun, Manolo Caro , Manuel Elías, Palmira Ferrer, Juan Luis Galiardo, Javier Lara, Mario Martín, Walter May, Rafael Ortiz, Irene Ruiz, Tomás Sáez y Aída Villar
Colaboración artística: Dominique Poulange
Diseño de iluminación: Jorge Lavelli y Roberto Traferri
Música original:Nina Ninas Elegantes Para sandalias Zapatos Boping ywvmO8Nn0 Zygmunt Krauze
Dispositivo escénico: Ricardo Sánchez Cuerda
Diseño de vestuario: Francesco Zito
Ayudante de dirección: Gloria Vega
Diseño de cartel: Isidro Ferrer y Sean Mackaoui
Fotografías: David Ruano y Paco Amate
Vídeo-Promo: Paz Producciones
Producción: Centro Dramático Nacional, Galiardo Producciones, Junta de Andalucía, Teatro Calderón y Comunidad de Madrid
 
Duración: 105’
Más información sobre la obra:
Centro Dramático Nacional

Chanclas Negro Hombre Nike Benassi Nike Chanclas Benassi 3LRjAq54
Últimos artículos en la misma Sección
Teatro
  • Mujeres en el cuplé de las Putas (rancheras)
  • El reinicio o la vital Catástrofe
  • En el límite de la jornada para Arar
  • Futuro de Sibylas
Ver MÁS...
Pantalon AnchoHoss AnchoHoss Intropia Pantalon Pantalon Intropia 1Kl3FJTc
FORO DEL ARTÍCULO
CamelloSúper Sandalias ComodasGotrendier Sandalias Sandalias Plataforma Plataforma 1970314 Plataforma CamelloSúper ComodasGotrendier CamelloSúper 1970314 354AqjRL
¿Quién eres?

Tu mensaje

Pantalon AnchoHoss AnchoHoss Intropia Pantalon Pantalon Intropia 1Kl3FJTc

Chanclas Personalizadas Chanclas Personalizadas Eventos Chanclas Eventos Personalizadas Para Para 5RjcLq34SA

La República Cultural.es - La cultura nos hará libres

Nota legalPantalon AnchoHoss AnchoHoss Intropia Pantalon Pantalon Intropia 1Kl3FJTc | Quiénes Somos | Publicidad |Participa en la Revista | Contactar con [email protected]
La República Cultural.es - Revista Cultural Republicana by laRepúblicaCultural.es, is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 4.0 Internacional License. There is more information Nota legal.
Animal Sandalia Niña Massimo Dutti Print España Yute Tk1j3fcl 6IvY7gybfm